Arqueología y Desarrollo Territorial

1. INTRODUCCIÓN: ARQUEOLOGÍA Y DESARROLLO TERRITORIAL DE NECOCLÍ

La iniciativa municipal apoyada por el Ministerio de Cultura para realizar estudios arqueológicos en su jurisdicción, pone de manifiesto una política nacional de promoción del patrimonio y la cultura que se articule con las estrategias de desarrollo para la localidad, haciendo énfasis en aquellos recursos no tradicionales de los cuales es “rico” el municipio. En este sentido, la presente iniciativa fue apoyada por el Ministerio de Cultura dentro del Programa Nacional de Concertación, en el Convenio de Apoyo a Actividades Artísticas y Culturales en su Línea 4 dedicada a la Promoción de la Cultura, en el Área de Museos.

Para analizar la viabilidad de convertir al patrimonio en un elemento de desarrollo territorial para Necoclí, se analizan y correlacionan las políticas de cuatro esferas de la administración territorial, con los objetivos y lineamientos del presente estudio; estas esferas son la Nacional, la Departamental, la Subregional y la Municipal. A continuación se expondrán cada uno de ellas, teniendo en cuenta la especificidad de las formulaciones políticas que se han establecido para la investigación, fomento y divulgación de la cultura, así como para la promoción del desarrollo sostenible y la promoción del turismo como actividad productiva y limpia.

1.1 El Orden Nacional

La política nacional frente al desarrollo cultural está mostrando una mayor tendencia hacia la búsqueda de la participación, mediante el apoyo de iniciativas ciudadanas, utilizando convocatorias amplias que promocionan la creatividad social de proyectos de modelación del desarrollo cultural, enriqueciendo la gestión del ministerio, haciéndola así mismo más participativa y democrática a la hora de ejecutar los presupuestos.

El apoyo a este proyecto muestra el interés de prefigurar un derrotero de desarrollo donde los elementos identitarios empiecen a jugar un papel importante en la sostenibilidad económica y social. Pensamos que la iniciativa de este estudio puede aportar elementos significativos para armonizar dicho desarrollo con la realidad arqueológica del municipio, contribuyendo a los ajustes necesarios en cuanto al patrimonio que se estipulan en los planes de desarrollo y ordenamiento territorial, sin dejar de lado los aportes científicos que de él se derivan, relacionados con el proceso de ocupación de la zona norte de Urabá durante las épocas prehispánicas y colonial temprana.

Con Relación a la Política Nacional Cultural, el Documento COMPES que acoge el Plan Nacional de Cultura 2001 – 2010[1], plantea en su presentación que los lineamientos de las acciones gubernamentales deben tender a

“[…] fortalecer tanto al Ministerio de Cultura como los procesos del sector, con el fin de aprovechar el potencial que tiene la cultura para fomentar los valores, la creatividad, la cohesión social, el mejoramiento de la calidad de vida y la búsqueda de la paz”.

La Prospección Arqueológica que se está adelantando en el Municipio de Necoclí, como iniciativa de la actual Administración de este ente territorial, se ajusta adecuadamente a estos lineamientos políticos pues pretende precisamente consolidar el patrimonio histórico, arqueológico y cultural como un elemento de singular importancia en el desarrollo local, pues permitirá llevar a cabo una planificación adecuada de este sector, a partir de la investigación, promoción y difusión de estas riquezas que definitivamente deben ser consideradas como una ventaja comparativa para la zona norte de Urabá.

Además este estudio se orienta también al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes del municipio, pues la investigación plantea la necesidad de vincular los bienes patrimoniales en el desarrollo de un turismo cultural sostenible que brinde otras posibilidades de generación de ingresos, además de cumplir funciones recreacionales a la vez que se forma y se educa.

En este mismo sentido, el documento COMPES precisa que los valores culturales se constituyen en una de las bases para el desarrollo y la cohesión social, generando

“[…] procesos creativos con un alto potencial de contribuir al crecimiento económico, incide marcadamente sobre el estilo de vida de los grupos sociales, actúa como constructor de memoria e identidad regional y nacional en un mundo cada vez más globalizado, y permite aprovechar creativamente el tiempo libre”[2].

Como se mencionó arriba, el presente estudio busca evaluar la incidencia de la puesta en escena del patrimonio histórico y arqueológico en función del desarrollo territorial, el crecimiento económico y el fortalecimiento del sector turístico del municipio, lo que tiene incidencia en la calidad de vida de las comunidades; como vemos, la formulación de la investigación y la definición de sus objetivos, se encuentran acordes con la política sectorial a nivel nacional, lo cual le brinda viabilidad desde los postulados políticos locales y nacionales.

Al realizar una caracterización del sector cultural colombiano, este documento resalta la carencia de una relación de él con el desarrollo del turismo cultural y plantea la necesidad de que dicho relacionamiento se dé[3]. Esta carencia ya se había identificado en el Municipio de Necoclí, por lo que el presente estudio busca abordar tal relación y evaluar el real potencial del patrimonio municipal en función de un desarrollo turístico sostenible que empiece a tener una identidad propia utilizando las ventajas comparativas que brindan los recursos culturales.

Es así como el documento COMPES, en los lineamientos de la política cultural, ve la necesidad de realizar una cartografía cultural que ayude a la articulación del turismo con el sector cultural. El proyecto arqueológico de Necoclí presentará los resultados espaciales en un Sistema de Información Geográfica que permita precisamente aportar a dicha cartografía cultural.

Para que el patrimonio y la cultura se conviertan en un eje de desarrollo y crecimiento económico, el COMPES identifica la necesidad de apoyar las industrias culturales, caracterizadas por

“[…] ser vehículos donde se genera diálogo intercultural, conocimiento, creatividad, información, procesos educativos, entretenimiento y se construyen sociedades más democráticas y participativas. Para ello desarrollan actividades de producción y comercio de bienes y servicios culturales y son agentes privados y públicos que custodian la memoria, creatividad y las identidades nacionales”[4].

El turismo cultural bien puede ser considerado como una industria cultural, sobre todo cuando el patrimonio histórico y arqueológico juega un papel activo en su modelación; como ya se mencionó, el interés de la investigación es precisamente buscar la integración de estos dos ejes para lograr armonizar el desarrollo con las características socioculturales e históricas de la región en la cual se inscribe.

Es de anotar que la sostenibilidad también debe abordar los asuntos financieros y en este sentido el COMPES identifica la necesidad de que el sector cultural genere recursos a partir de la venta de servicios y productos culturales[5]. La escenificación del patrimonio enmarcada en actividades turísticas, bien podría generar los recursos necesarios para desarrollar el sector cultural del municipio; sin embargo se requieren de inversiones estatales iniciales que encaminen procesos investigativos que le den forma al desarrollo local y regional.

Se identifica además la necesidad de establecer alianzas entre el sector cultural y otras esferas, dado que la naturaleza de la cultura es polivalente y polisignificativa, convirtiéndose en un eje transversal de la política nacional[6]; para la presente investigación se resaltan los estrechos vínculos que debe tener con los sectores educativo, medio ambiental y turístico.

Con relación al sector educativo, se afirma que se deben

“[…] Crear alianzas locales para asociar a los dos sectores alrededor de programas culturales de calidad y ampliar su cobertura […] impulsar la creación de centros de memoria apoyados en las bibliotecas, archivos, museos y otras unidades de memoria, y estimular la formación de valores, sentido de pertenencia y conciencia de la conservación […]”[7].

Esta articulación necesaria entre cultura y educación está siendo aplicada en el presente estudio, pues en el proceso investigativo se involucró a las entidades educativas del municipio, tanto en el trabajo de campo, como en la reflexión del papel del patrimonio en el desarrollo local y regional. Estos elementos muestran que el trabajo cultural puede ayudar al mejoramiento de la calidad educativa de los alumnos, promoviendo además la formación en valores, el sentido de pertenencia y la conciencia de conservación, tal como se establece en las políticas planteadas por el COMPES.

Cabe anotar además que parte importante de los recursos de esta investigación son aportados por la Dirección Municipal de Educación, bajo el rubro de “Mejoramiento de la Calidad de la Educación”. Esto muestra que el municipio de Necoclí está acogiendo las disposiciones políticas emanadas por el COMPES en materia cultural. Igualmente, en esta misma línea de relaciones entre los sectores cultural y educativo, el proyecto arqueológico busca impulsar los centros de memoria, contemplando los museos veredales y municipales, elementos planteados por el COMPES como vinculantes de las esferas cultural y educativa.

Otra relación que se plantea en el documento como esencial para el desarrollo cultural, es la que se debe establecer con el medio ambiente, vinculando las manifestaciones materiales e inmateriales de la cultura —Patrimonio cultural—, con el escenario natural de elaboración y representación de las mismas. Puntualmente este documento afirma que

“[…] las alianzas deben difundir y promover las relaciones entre el patrimonio cultural y el patrimonio natural, fomentar la valoración de los paisajes culturales, y salvaguardar los derechos colectivos de los pueblos indígenas y las comunidades negras sobre sus saberes tradicionales”[8].

El proyecto arqueológico de Necoclí permitirá precisamente valorar, a partir del estudio de las particulares adaptaciones de los grupos humanos en el proceso de poblamiento de la zona norte de Urabá, el significado que el paisaje ha jugado en las dinámicas de cambio y continuidad social y cultural. De esta forma, se humaniza el espacio habitado y se naturaliza la adaptación humana al territorio. Lo anterior muestra que la iniciativa de estudiar y valorar el patrimonio histórico y arqueológico, articulado a la esfera ambiental es acorde a las políticas culturales emanadas desde el COMPES.

El estrecho vínculo establecido en esta investigación sobre cultura y turismo también encuentra eco en las políticas nacionales; con relación a lo anterior, el documento COMPES anteriormente citado, afirma que

“[…] La riqueza y diversidad de los patrimonios cultural y natural en Colombia la coloca a la vanguardia de las posibilidades de desarrollo de una industria de turismo cultural. Para ello debe, en compañía del Ministerio de Desarrollo, elaborar y poner en marcha un Plan de Turismo Cultural que explote todo el potencial de este sector”[9].

En síntesis, encontramos que hay una fuerte concordancia entre los objetivos del proyecto y las políticas nacionales emanadas desde el COMPES y producidas mediante un proceso participativo que culminó con el plan nacional de cultura.

Este plan de cultura fue formulado conjuntamente entre el Ministerio de Cultura y el Consejo Nacional de Cultura, el cual buscaba orientar la política cultural del país para los próximos años. Para el período 2002 – 2006 se identificaron cinco líneas de acción orientadas a

“[…] fomentar la solidaridad, la convivencia pacífica, y el acceso amplio y democrático a la creación y al disfrute de las manifestaciones culturales”[10].

Una de las líneas, la denominada Cultura como Eje de Desarrollo, busca abordar aspectos tales como las industrias culturales, el turismo cultural y la cultura como eje de desarrollo de los planes territoriales y sectoriales[11]; esta línea se encuentra plenamente relacionadas con los productos esperados de la investigación, pues se parte de que la riqueza patrimonial de Necoclí es una fortaleza a la hora de planear un desarrollo sostenible y respetuoso de la multietnicidad y la pluriculturalidad, elementos característicos de este ente territorial.

Pasando ahora a la esfera específica de las Políticas ecoturísticas establecidas por el Gobierno Nacional, encontramos un deslinde entre la formulación de los lineamientos de desarrollo para este subsector y los establecido en la Ley 300 de 1997 dedicada al establecimiento de una normatividad para el sector turístico. Cabe resaltar que la ley vincula explícitamente los recursos culturales y los naturales en la definición del ecoturístico, acudiendo a una definición amplia de ambiente donde lo cultural, lo patrimonial, lo físico y lo biótico, se conjugan para darle un carácter especial a cada territorio y propende por promover un Desarrollo Humano Integral Sostenible. La definición adoptada en la ley, es la siguiente:

“El Ecoturismo es aquella forma de turismo especializado y dirigido que se desarrolla en áreas con un atractivo natural especial y se enmarca dentro de los parámetros de Desarrollo Humano Sostenible. El Ecoturismo busca la recreación, el esparcimiento y la educación del visitante a través de la observación, el estudio de los valores naturales y los aspectos culturales relacionados con ellos. Por lo tanto el ecoturismo es una actividad controlada y dirigida que produce un mínimo impacto sobre los ecosistemas naturales, respeta el patrimonio cultural, educa y sensibiliza a los actores involucrados acerca de la importancia de conservar la naturaleza. El desarrollo del ecoturismo debe generar ingresos destinados al apoyo y fomento de la conservación de las áreas naturales  en las que se realiza y en las comunidades aledañas.[12]

Esta definición se centra en promover un turismo especializado en áreas con atractivos naturales especiales, pero a la vez busca utilizar los elementos culturales adscritos al territorio para enriquecer las propuestas de esparcimiento educativo; el turismo eco-cultural posibilitaría que en zonas con atractivos culturales y patrimoniales especiales, se potencie también los recursos naturales como atractivos y elementos que permiten adelantar pedagogías de conservación medioambiental. Lo que se quiere resaltar es que se debe pensar en propuestas más integradoras de los patrimonios natural y cultural, para fomentar una recreación respetuosa de las particulares manifestaciones que encuentran contexto en un ambiente humanizado y una cultura naturalizada; de esta forma el turismo eco-cultural podría trascender esa visión utilitarista de la cultura, prevaleciente en los enfoques ecoturísticos, constituyéndose en una alternativa integradora, más acorde a la realidad nacional.

Los alcances descritos en la Ley frente a la relación entre naturaleza y cultura frente al desarrollo del ecoturismo, no se encuentra claramente desarrollado en el documento base llamado “Políticas para el Desarrollo del Ecoturismo”[13], donde se parte de una visión totalmente ambientalista y no se analizan las relaciones entre los recursos naturales y los culturales a la hora de promocionar regiones para el desarrollo de actividades turísticas alternativas.

En el documento biministerial anteriormente citado, se retoma una definición de ecoturismo, que incluye tímidamente la cultura como parte importante de lo ofrecido por el turismo; allí se afirma que

Toda forma de turismo basada en la naturaleza, en la que la motivación principal de los turistas es la observación y apreciación de esa naturaleza o de las culturas tradicionales dominantes en las zonas naturales […]”.

“Incluye elementos educacionales y de interpretación […]”[14].

Como vemos, la relación de la riqueza natural y la riqueza cultural, se restringe únicamente a las manifestaciones tradicionales de las comunidades actuales, dejando de lado otros aspectos de la cultura que son importantes a la hora de escenificarlos para el desarrollo de un turismo alternativo, enmarcado dentro del Desarrollo Humano Sostenible; entre los componentes que se excluyen se encuentra el patrimonio, histórico y arqueológico, máxime si se tiene en cuenta que estos objetos muebles e inmuebles se constituyen en elementos testimoniales del paso del hombre por aquellos entornos naturales y son también el testimonio de las particulares adaptaciones humanas a los entornos naturales; debemos también considerar que por la naturaleza del patrimonio, este se convierte en  un elemento que se presta para su puesta en escena en los lugares de afluencia masiva de visitantes foráneos.

Como vemos, desde lo conceptual se establece una tímida relación entre cultura y medio ambiente, que no se desarrolla en ninguna de las nueve líneas estratégicas de forma directa, prevaleciendo un enfoque puramente ambientalista.

Por las características de los recursos culturales y naturales, estos pueden ser considerados a la par al momento de diseñar políticas que busquen la planificación y promoción de un turismo pedagógico; el presente estudio considera los parámetros conceptuales establecidos por el gobierno nacional para la industria turística. El proyecto puede entonces aportar elementos desde lo patrimonial y lo cultural para enriquecer las políticas de ecoturismo a nivel nacional, contribuyendo desde lo teórico y desde la praxis, para que se trascienda hacia una perspectiva del turismo eco-cultural, que consideramos más holística y adecuada para la realidad colombiana. De otro lado, el interés del gobierno nacional por la recuperación, difusión y promoción de los valores culturales e históricos de la región de Urabá se ve reflejado en la Ley 935 de diciembre 30 de 2004; este acto legislativo resalta la importancia de esta región en el  proceso de poblamiento y encuentro de culturas diversas que fueron la base de la etnicidad colombiana. El Artículo  segundo exalta

“[…] la noble misión que cumplió la región del Urabá Antioqueño en el proceso de inicio del descubrimiento del territorio nacional y posteriores confluencias de etnias y culturas”[15].

El presente estudio contempla precisamente la localización y el estudio de la cultura material que quedó de esas primeras incursiones europeas en tierra continental americana, con el propósito de incorporar este saber a la planeación y el desarrollo territorial de la zona norte de Urabá, específicamente el municipio de Necoclí.

El Artículo 3 de esta misma Ley, autoriza al gobierno nacional para que incorpore el la Ley General de Presupuesto los recursos necesarios para el

“[…] fomento, internacionalización, promoción, protección, divulgación, financiación y desarrollo de los valores culturales, históricos y ecológicos que componen la región de Urabá y en la elaboración, edición y publicación de una monografía para el Urabá”. [16]

Cabe resaltar que los objetivos que busca alcanzar la “prospección Arqueológica del Litoral y Cuencas Hidrográficas del Municipio de Necoclí”, están íntimamente relacionados con los alcances del artículo anterior, pues los resultados de esta investigación arrojará parte de los insumos que se requieren para la difusión, promoción e internacionalización de los valores culturales de esta región, principalmente aquellos que tienen una singular importancia histórica y arqueológica. Así mismo, el proyecto aportará información relevante para la monografía de Urabá que esta estipulada en este artículo. Estos elementos muestran la necesidad y la pertinencia de que el Ministerio de Cultura siga apoyando financieramente esta iniciativa municipal, pues se convierte en un esfuerzo piloto para canalizar los recursos de la nación con fundamentos científicos y totalmente articulados a la política nacional para el patrimonio y el desarrollo de la región de Urabá. El Municipio de Necoclí, en cabeza de la actual administración “Primero la Comunidad”, visualizó que los recursos patrimoniales y culturales son una fuente importante para el desarrollo local y en este sentido se adhiere a la política nacional y a los lineamientos establecidos en la ley mencionada.

El Artículo cuarto de esta Ley establece que

[…] se incluirá en los establecimientos educativos públicos y privados de la región de Urabá, dentro de las áreas optativas, la cátedra “Historia y Desarrollo de Urabá”.[17]

En relación a este artículo, la presente investigación se enmarca precisamente en la necesidad de articular el desarrollo de la región con sus particularidades históricas y culturales; prueba de ello fue el seminario que se dictó a los estudiantes de la Media Técnica del INER, en donde el tema central fue el patrimonio, la arqueología y el desarrollo territorial a partir de un turismo sostenible y respetuoso de los valores identitario, culturales y ecológicos. Nuevamente se observa la pertinencia de esta investigación en la implementación de la política nacional frente a las características histórico-culturales de la región de Urabá.

La elaboración de un Plan Estratégico para Urabá que se menciona el artículo 5, encuentra también eco en el estudio arqueológico, ya que se está pensando el tema patrimonial y cultural desde una perspectiva que ayude al desarrollo territorial y la planeación del crecimiento económico y social de los habitantes, puesto que se considera a estos elementos —historia y cultura— como ventajas comparativas  a partir de las cuales es posible diseñar e impulsar acciones que promuevan las identidades e impulsen nuevas formas de apropiación y explotación sostenible de los recursos naturales y patrimoniales, ayudando al progreso de las comunidades que componen este ente territorial. De otro lado los datos históricos y arqueológicos que se generen con el presente estudio, pueden ser insumos importantes a la hora de realizar una caracterización que conlleve a la formulación del nombrado “Plan Estratégico para Urabá, permitiendo reglamentar el uso y manejo del recurso patrimonial.

Con motivo de la efemérides de los 100 años de la provincia de Urabá como parte del Departamento de Antioquia, el Congreso de Colombia quiere rendir homenaje a este territorio y sus gentes, y para esto autoriza en el Artículo sexto de esta Ley

“[…] al Gobierno Nacional, a través del Ministerio de la Cultura y conforme al Plan de Desarrollo para el sector, de la elaboración de tres monumentos y sus respectivas adecuaciones locativas: un monumento que represente “el choque e integración de las etnias y culturas, de la región de Urabá”, el cual se ubicará en el municipio de Necoclí Antioquia […]”[18].

Cabe resaltar que en la fase de campo de esta investigación fue posible localizar un extenso sitio que contiene material arqueológico de origen europeo que muy probablemente corresponda a una de las primeras ocupaciones españolas en tierra continental, sitio que bien podría ser el lugar para escenificar el “choque e integración de las etnias y culturas” que menciona dicho artículo. El público reconocimiento que quiere hacer el Congreso de Colombia a partir de la elaboración de un monumento y sus respectivas adecuaciones locativas, debe considerar los aportes de la investigación científica que brinden una base sólida al encuentro de culturas y los posteriores procesos de mestizaje que son propios de la identidad colombiana.  En este sentido, el sitio identificado cobra especial relevancia ya que representa precisamente el inicio de dicho proceso.

Por último cabe mencionar que la elaboración del presente monumento podría ayudar al desarrollo territorial, pues se articularía con una serie de senderos y recorridos que se pretenden diseñar como parte de la escenificación del patrimonio en función del crecimiento turístico y económico de Necoclí. De otro lado, un monumento de esta naturaleza también puede cumplir funciones educativas y pedagógicas que lo conviertan en aulas vivas que promocionen los valores, la historia y la identidad del pueblo colombiano.

1.2 Orden Departamental

Mirando ahora la esfera departamental en cuanto a las políticas culturales establecidas, encontramos que en el Plan de Desarrollo de Antioquia 2004 – 2007, específicamente en su Línea Estratégica 1, dedicada a “Integrar y Articular Territorialmente a Antioquia”, identifica que parte de la problemática para lograr un departamento integrado, se centra en varios aspectos, entre los que se destacan para este proyecto, la “Escasa conciencia histórico-geográfica en la población[19] y en una “Inadecuada información territorial y procesos de planificación desarticulados”[20]. Vemos pues que esta problemática puede empezar a transformarse a partir de iniciativas que hagan visible el patrimonio histórico y cultural, generando sentidos de identidad que seguramente ayudarán a una mejor conciencia histórica y geográfica del entorno vital y cotidianamente habitado, que es lo que precisa el documento como un eje problemático.

De otro lado, trascender los procesos de planificación desarticulados, requiere de armonizar el desarrollo con las características específicas de las subregiones y potenciar las ventajas comparativas que tiene cada una de ellas para hacerlas más competitivas en un marco de mercados globalizados y cada día más exigentes. Lo que se pretende precisamente con el estudio arqueológico de Necoclí, es articular la planeación del desarrollo municipal con las características patrimoniales y culturales de los territorios y la población, explorando recursos alternativos que le den sostenibilidad al crecimiento económico y al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes. De esta forma, el proyecto se encuentra encausado a los lineamientos establecidos en el Plan de Desarrollo Departamental.

Los problemas anteriormente mencionados se piensan abordar a partir del Objetivo Específico 1.1, que pretende

“Impulsar la articulación local y regional, nacional e internacional, así como la acción pública y privada, en los procesos de planificación para la gestión del desarrollo”.

Con una propuesta de turismo eco-cultural donde el patrimonio histórico y arqueológico juegue un papel importante como atractivo recreativo y pedagógico, el municipio de Necoclí pretende proyectarse local, regional, nacional e internacionalmente como un destino que le ofrece al visitante esparcimiento y educación, armonizando el desarrollo con uno de los recursos no tradicionales con los que cuenta la localidad y que se destaca por su cantidad, cualidad y calidad; planificar adecuadamente las acciones que se requieren para el uso de los recursos culturales y patrimoniales para el desarrollo territorial de Necoclí, se constituye en un reto de la actual administración municipal; reto que se empieza a abordar de forma adecuada, iniciando con el estudio científico de dichos recursos y con la evaluación de sus potenciales para ser utilizados en las escenificaciones necesarias para incorporarlos en acciones turísticas. El programa político “Primero la Comunidad”, se centra en un desarrollo planificado, donde la esfera cultural es considerada como significativa en la búsqueda de alternativas de sostenibilidad política, económica y social.

Para abordar la integración y la articulación de Antioquia, la actual administración departamental establece una serie de operaciones y acciones, que buscan atacar las dificultades relacionadas con la desarmonización del desarrollo por la carencia de una planificación adecuada y acorde con las características locales y subregionales, con operaciones y acciones puntuales; entre estas destacamos las siguientes:

“[…] Consolidación de instancias y mecanismos de coordinación e integración de los territorios, para la definición de la agenda de desarrollo departamental y los respectivos indicadores. […]

[…] Generación de alianzas e integraciones estratégicas a nivel regional y nacional (La Mojana, Atrato-Darién, entre otros). […][21]

La definición de una agenda departamental para el desarrollo, requiere de la identificación de aquellos recursos que se constituyen en los valores fundamentales con los que cuentan las subregiones; como se ha venido planteando, las condiciones culturales de la zona norte de Urabá son adecuadas para potenciar el patrimonio en busca de un desarrollo sostenible y armónico, por lo que el gobierno departamental debe considerar acciones tendientes a potenciar los recursos culturales como agentes de desarrollo territorial; para lo anterior debe apoyar iniciativas municipales que comienzan a explorar los recursos patrimoniales con nuevas miradas que pueden enriquecer la agenda departamental para el desarrollo.

De otro lado, las problemáticas insertas en las búsquedas arqueológicas se integran en un marco espacial que cubre las regiones de Urabá, el Darién, la Costa Atlántica, así como las cuencas del Sinú y El San Jorge, generando elementos de identidad que pueden potenciar la integración intra e interregional. El conocimiento de las dinámicas de poblamiento y los procesos de cambio social de la zona norte de Urabá, nos ayudará a entender las relaciones históricas que tiene esta región con el Darién, resaltando los retos de integración futuras que contribuyan al desarrollo del Golfo de Urabá, trascendiendo fronteras político-administrativas de orden municipal y departamental.

La línea Estratégica 2 del Plan de Desarrollo de Antioquia 2004 – 2007, se centra en la “Promoción del cambio para un desarrollo integral y sostenible” de las comunidades y territorios que la conforman. La problemática planteada para esta línea resalta varios aspectos entre los que se destacan:

“[…] Deficiente Sistema Educativo para articular los procesos educativo-culturales con las potencialidades subregionales y locales, en función del desarrollo humano integral y sostenible. […]

[…] Limitada capacidad para generar opciones de trabajo e incrementar los ingresos de los antioqueños. […]

[…] Inadecuada valoración y apropiación de la cultura. […][22]

El aporte de la educación y la cultura al desarrollo humano integral y sostenible, es posible si se identifica el potencial de las identidades étnico-culturales y del patrimonio histórico y arqueológico de las regiones, para reforzar el tejido social y los lazos de las comunidades, instituciones e individuos  con el territorio y la municipalidad como ente administrativo, pudiendo generar visiones en conjunto que valoren la diversidad y instauren diálogos interculturales. Se requiere entonces que el sector educativo trabaje conjuntamente con el sector cultural para promover en los habitantes de las regiones y los municipios, la reflexión sobre el papel que juega la cultura como eje de desarrollo y crecimiento económico y social.

El municipio de Necoclí viene propiciando dichas relaciones y reflexiones encaminadas a valorar los recursos patrimoniales, culturales, históricos, arqueológicos y naturales, en función de un desarrollo sostenible acorde con las particulares condiciones de sus gentes y territorios, donde el turismo se convierte en un eje articulador y modelador del cambio.

Para la promoción de dicha relación, en la actualidad la administración municipal y el sector educativo público del municipio, adelantan varias acciones en colaboración con entidades públicas de orden nacional y departamental. Entre estas acciones se destacan el presente estudio arqueológico que se desarrolla en colaboración del Ministerio de Cultura, la Media Técnica en Ecología y Turismo de la Institución Educativa INER y el Inventario Cultural adelantado en asocio con la Secretaría de Educación para la Cultura del departamento de Antioquia. El municipio entonces se encuentra pensando su propio desarrollo planificado, contemplando las relaciones de educación – cultura – desarrollo sostenible.

El turismo entonces se convierte en una alternativa municipal para reforzar los vínculos identitarios, la valoración histórica y cultural del territorio, visualizándose como un motor dinamizador de la economía local y regional, con fuertes incidencias en la disminución del desempleo, el mejoramiento de la calidad de vida y diversificador de la demanda y oferta de productos y servicios.

El objetivo estratégico por el cual se pretende abordar la “Promoción del cambio para un desarrollo integral y sostenible” del departamento de Antioquia, se centra en
“[…] Implementar un modelo de desarrollo humano integral, equitativo, sostenible, incluyente y territorialmente equilibrado”[23].

Así mismo el objetivo general 4, busca

“Lograr una adecuada valoración y apropiación de la cultura como factor que contribuye al desarrollo humano integral”[24].

De igual forma el objetivo específico 4.2 pretende

“Fortalecer los procesos de fomento y formación en la cultura”.[25]

En el municipio de Necoclí están dadas las condiciones para que los recursos culturales se conviertan en un componente fundamental de ese desarrollo humano, integrado en sus particularidades culturales, naturales e históricas, proyectado para durar en el tiempo y armonizado con las condiciones territoriales, pensando en un crecimiento económico sin detrimento de sus recursos estratégicos para el desarrollo. El estudio arqueológico se inscribe en esta búsqueda y está íntimamente relacionado con las operaciones y acciones relacionadas con esta línea estratégica:

“[…] Acuerdos de concurrencia y gestión para cofinanciar a los municipios en proyectos que mejoren la calidad educativo-cultural. […]

“[…] Apoyar el diseño y formulación de proyectos que mejoren la calidad educativo-cultural con criterios de equidad e inclusión, en los niveles departamental y local […][26]”.

Las acciones emprendidas desde la administración municipal para el mejoramiento de la calidad educativa y la valoración del patrimonio cultural y arqueológico, encuentran una importante relación con el objetivo específico 4.5, el cual busca

“Fortalecer el compromiso de los entes territoriales con la conservación de la memoria cultural”[27].

Compartiendo estos objetivos, el proyecto arqueológico, a partir de actividades pedagógicas y de investigación académica, busca fomentar en la comunidad educativa y en general a la totalidad de la población del municipio, una actitud de respeto, valoración y conservación de la memoria cultural y del patrimonio, resaltando la importancia histórica de estos territorios y propiciando la relación entre el desarrollo y las características socio-culturales.

Entre las operaciones y acciones formuladas para lograr el anterior objetivo se destacan, por su relación con los principios que rigen la presente investigación, los siguientes:

“[…] Conservación, divulgación y desarrollo creativo del patrimonio cultural […]”.

“[…] Fortalecimiento del programa vigías del patrimonio […]”.

“[…] Planes especiales de protección de los centros históricos de interés cultural […]”[28].

Como se viene afirmando, se están emprendiendo acciones puntuales en el proyecto encaminadas a la conservación y divulgación del patrimonio cultural, enmarcado en una estrategia de desarrollo sostenible, donde estos recursos se convierten en un factor preponderante para el crecimiento económico y social; estas acciones permiten, además, fortalecer el programa de Vigías del Patrimonio, concordando de esta forma las acciones y políticas culturales Departamentales y Municipales.

La localización de sitios de importancia histórica y arqueológica dentro de la presente investigación, demanda del gobierno departamental el apoya a esta iniciativa, amparándose en las acciones dedicadas a la generación de “Planes espaciales de protección y de interés cultural”, establecidas en la línea estratégica 2 del Plan de Desarrollo Departamental.

Otro aspecto del Plan de Desarrollo Departamental en su línea “Promoción del cambio para un desarrollo humano integral, equitativo y sostenible”, es el planteado en su objetivo específico 4.7, que busca el incremento del acceso de la ciudadanía a las manifestaciones culturales, labor que se está implementando en el municipio, pues se pretende estudiar las calidades, cualidades y cantidades de los bienes históricos y arqueológicos que posee el municipio para ser utilizados en salas museos , museos in situ, aulas vivas y sitios turísticos que sean conocidos y resignificados por la población municipal y por un numero significativo de los visitantes que anualmente se recrean y deleitan en este territorio.

El compromiso para emprender acciones necesarias para la construcción del tejido social en el Departamento de Antioquia, queda plasmado en la línea estratégica 4. Uno de sus objetivos específicos busca

“Generar capacidad para promover el reconocimiento y auto-reconocimiento de la diversidad cultural, étnica, poblacional y de género”[29].

Las operaciones y acciones que la administración departamental considera necesarias para afrontar dicho objetivo y que son pertinentes para la gestión que está adelantando el municipio con el estudio arqueológico, son:

“[…] Promoción del reconocimiento y auto-reconocimiento de la diversidad cultural, étnica, poblacional y de género […].

“[…] Apoyar la investigación y divulgación sobre la historia e identidad cultural de los diferentes grupos poblacionales y subregiones de Antioquia […]”[30].

La promoción del reconocimiento de la diversidad cultural es una necesidad sentida en el municipio de Necoclí, por la confluencia de diversas etnias e identidades que tienen asiento en su territorio; esta necesidad no es ajena a la gestión adelantada dentro del marco del proyecto arqueológico, pues pretende hacer aportes a dicho reconocimiento mediante la investigación, divulgación, promoción y puesta en escena del patrimonio histórico y arqueológico, convencidos de que estos bienes pueden cumplir una función pedagógica en la valoración de la multietnicidad de la región.

De igual forma, la investigación sobre la historia y la diversidad cultural, se está abordando adecuadamente en el municipio de Necoclí, como se ha mencionado, con varios proyectos, entre ellos la investigación arqueológica.

En síntesis, las gestiones y acciones que se vienen adelantando con la investigación arqueológica, se encuentran articuladas a tres de las líneas estratégicas planteadas en el Plan de Desarrollo de Antioquia 2004 – 2007. Estas son la Línea Estratégica 1, Integrar y Articular Territorialmente a Antioquia; la Línea Estratégica 2, Promoción del Cambio para un Desarrollo Humano Integral, Equitativo y Sostenible; y la Línea Estratégica 4, Construcción del Tejido Social.

1.3 Orden Subregional

Mirando ahora una esfera subregional, encontramos fuertes vínculos del presente estudio con una de las líneas estratégicas definidas en el Plan de Gestión Ambiental Regional 2002 – 2012 de la Corporación para el Desarrollo Sostenible de Urabá —CORPOURABA—; se trata de la línea 2 denominada “Articulación de los Procesos Productivos a la Gestión Ambiental, específicamente con el objetivo de “Fomentar y orientar el ecoturismo como mecanismo para la protección de áreas naturales”. Para mirar la relación directa con esta línea, piénsese en que el área seleccionada para el estudio, la cual cubre las zonas potenciales de desarrollo turístico y las zonas protegidas mediante las figuras de ecosistemas protegidos y estratégicos; además como se ha mencionado, el interés se centra en la escenificación del patrimonio arqueológico en función de actividades lúdicas y recreacionales, actividades directamente relacionadas con la promoción del ecoturismo”[31].

Esta misma entidad, en su Plan de Acción Trianual establece unos principios que se articulan con la presente investigación. Con relación a las potencialidades y limitaciones de la Subregión Norte, donde se localiza el Municipio de Necoclí y el Área de Estudio, se destaca en el PAT que el turismo es un elemento importante para el desarrollo sostenible tanto ambiental como social; sin embargo se asocia a limitaciones relacionadas con el déficit hídrico en algunas épocas del año y las bajas coberturas de las redes de agua potable. Se resalta la existencia de escenarios apropiados para desarrollar actividades ecoturísticas y etnoturísticas, tales como el turismo de sol y playa, escenarios naturales de alto contenido paisajístico y de diversidad ecológica como las ciénagas, ensenadas y volcanes de lodo, así como territorios étnicos de comunidades Tule y Zenú; como desventaja para el desarrollo ecoturístico se subraya los altos niveles de pobreza y miseria que alcanzan cifras del 72 y 59.2% respectivamente. De todas formas se denota la carencia de un análisis en cuanto al recurso patrimonial que bien podrían ser considerados como parte de las potencialidades para el desarrollo del turismo, lo que manifiesta una desvinculación de la esfera ambiental con la cultural en pro de objetivos compartidos[32].

Si bien en el PGAR de CORPOURABA se identifica un objetivo de la línea 2 relacionado con el fortalecimiento del desarrollo ecoturístico de la zona norte de Urabá, en lo contenido en el PAT no se desarrollan programas y proyectos en procura de lograr dicho objetivo. Consideramos que el presente estudio podría ser un marco de referencia inicial para empezar a articular las políticas ambientales y culturales en la zona norte de Urabá y emprender una aproximación al cumplimiento del objetivo planteado en la línea mencionada; para esto se requiere el esfuerzo conjunto de diferentes ordenes administrativos con ingerencia en la región, con el fin de, no solo explotar el potencial creativo, sino también en el ahorro de esfuerzos en procura de unos fines que justifiquen la inversión en algunos sectores que requieren de dicho apoyo.

Este apoyo interinstitucional no debe ser ajeno a CORPOURABA, pues desde la Misión que se establece en el PAT, se asume un compromiso con la zona en procura de la búsqueda de un desarrollo sostenible coherente con la Política Nacional Ambiental y con altos niveles de participación. Este cometido debe ser desarrollado a partir de las potencialidades identificadas y la vocación de los territorios y las comunidades, teniendo en cuenta además lineamientos de desarrollo planteados en los planes municipales; esto quiere decir, y aplicándolo al caso concreto de Necoclí, que CORPOURABA debería promover estudios de afianzamiento de las identidades locales y el desarrollo económico y social, evaluando los recursos disponibles para fortalecer el turismo ecológico y cultural y así promover una actitud diferente sobre el medio ambiente, donde el territorio pueda ser valorado por propios y extraños en sus diferentes magnitudes.

La Corporación se proyecta en su visión a largo plazo como una entidad

“posicionada en el liderazgo de la administración y la inversión ambiental en los municipios de la jurisdicción y promotora del desarrollo sostenible a nivel regional”[33].

Esta visión compromete a la institución en la promoción del desarrollo de la actividad ecoturística, pues se ha afirmado que la zona norte de Urabá cuenta con enormes potenciales para afianzar este sector. Es deber entonces de las entidades territoriales de la zona, demandar de la Corporación apoyo para adelantar estudios como estos que vinculan directamente las potencialidades territoriales con el desarrollo turístico eco-cultural, actividad que se considera desde todos los puntos de vista como sostenible en términos de los recursos ambientales, culturales y patrimoniables disponibles, capaz de integrar la fragilidad ambiental con el desarrollo de actividades económicas, promoviendo además el conocimiento de la diversidad biológica y cultural.

Se trataría pues de lograr lo que la Corporación se propuso en los mecanismos establecidos para acompasar sus estrategias con la política nacional ambiental y los tratados internacionales en materia de medio ambiente y desarrollo, destacándose las cumbres de Río y de Johannesburgo. Al respecto se afirma que

“La articulación del PAT 2004-2006 a las políticas ambientales  se basa en un proceso de planificación que busca armonizar las potencialidades regionales de la jurisdicción dentro del marco del programa de Gobierno —Hacia un Estado Comunitario—[34].

Una de las Metas del Milenio retomadas por la Corporación pretende reducir significativamente el nivel de pobreza, para lo cual formuló un Objetivo de Desarrollo que busca generar ingresos y empleo por medio del uso sostenible de la biodiversidad y la promoción de sistemas de producción sostenibles, íntimamente ligado al Plan Nacional de Desarrollo y a las Políticas Ambientales Nacionales, donde se hace hincapié en la necesidad de generar ingresos a partir de mercados verdes, promoción de la diversidad étnica y la educación ambiental, entre otros. El turismo eco-cultural bien puede ser considerado como un “mercado verde”, pues se ajusta a una política de protección y promoción de la fragilidad ambiental y patrimonial de la zona norte de Urabá, potenciando la posibilidad de desarrollo sin detrimento de la oferta ambiental para las generaciones futuras. La presente investigación, como se ha mencionado, se centra en esta búsqueda de conocimiento, promoción y escenificación del patrimonio arqueológico, procurando cargar de sentido histórico el territorio seleccionado para poder modelar su manejo que atienda a la sostenibilidad y al mejoramiento del nivel de vida de los habitantes.

1.4 Orden Municipal

Para mirar las implicaciones del patrimonio en el desarrollo territorial de Necoclí, desde una perspectiva de la política local,  partimos de un análisis de lo estipulado en el Plan Básico de Ordenamiento Territorial, pues es considerada la carta de navegación que impone manejos específicos del suelo y los recursos naturales y culturales que posee la municipalidad. Como se mencionó, el estudio podrá realizar aportes significativos para la actualización adecuada de los Planes de Ordenamiento Territorial en materia patrimonial, tal como lo estipula la ley que reglamenta estos planes. Esta investigación permitirá conocer el comportamiento en la distribución de los sitios arqueológicos en un área significativa del municipio, donde sea posible establecer zonas que por su importancia patrimonial o por la concentración de los mismos, requieran un tratamiento especial, bien sea de protección por su inminente destrucción o de estudio por su importancia local y regional en los procesos de ocupación territorial o en los procesos de afianzamiento de las identidades, así como la escenificación del patrimonio a partir de la cual se promueva un turismo eco-cultural sostenible y con fuertes vínculos identitarios.

Cuando tenemos la distribución espacial de los bienes arqueológicos en una porción significativa del municipio, es posible diseñar y ejecutar acciones acordes a sus características y cumplir con lo estipulado por la ley en cuanto a su ordenamiento; como hemos visto, este proyecto puede facilitar acciones coordinadas desde diferentes ámbitos administrativos, de tal forma que las obras de infraestructura que planee el municipio y las demás entidades públicas y/o privadas sobre su jurisdicción, no atenten de ninguna manera sobre estos bienes, que por lo demás son inalienables, imprescriptibles y inembargables, tal como reza en la Constitución Nacional.

Los municipios, encargados por la normatividad vigente de proteger y salvaguardar el patrimonio cultural, deben contar con inventarios de su patrimonio arqueológico que les permita estar a la vanguardia en planificación del desarrollo cultura; este proyecto proveerá al municipio de un inventario significativo de dicho bienes, a partir del cual es posible estructurar programas y proyectos puntuales tales como “la Casa de las  Culturas”, museos etnográficos y arqueológicos “insitu” o en salas organizadas, así como monumentos conmemorativos que hagan alusión al choque y encuentro de culturas. De igual forma es posible derivar del conocimiento adquirido sobre la región representaciones del patrimonio y del paisaje que resalten la importancia de la memoria del territorio, permitiendo promocionar un turismo eco-cultural y educativo, con fuertes componentes de participación donde los individuos puedan articular dichos saberes con el conocimiento tradicional y los discursos locales del pasado.

Se trata pues de la revalorización de la memoria en función de una cultura material de los antiguos pobladores, que los individuos cargan de significación permanentemente, en la medida que su relación con ella es desde la cotidianidad, reflejada en acciones de la praxis y la representación. Lo que se quiere promover es precisamente un dialogo de discursos del pasado que lleven a los habitantes y visitantes del municipio a una interpretación propia de los acontecimientos acaecidos en el territorio que habitan durante un tiempo considerable de la historia.

Tratando de articular los posibles aportes de este proyecto con los planteamientos realizados en el PBOT Municipal, encontramos que se vincula directamente con la política establecida para territorios indígenas, patrimonio cultural, histórico y natural, de proyección local, departamental y municipal; así pues, el patrimonio arqueológico que contiene el municipio se constituye en un bien cultural que requiere su valoración y promoción, elementos que pueden darse a partir de estudios del patrimonio y los bienes arqueológicos y culturales; de igual forma, dadas las características de este patrimonio, que pueden contener los testimonios artefactuales de los primeros contactos entre europeos y americanos continentales, pone de manifiesto la necesidad, como lo establece la política, de vincularlo internacionalmente; igualmente sucede con las evidencias arqueológicas más antiguas, donde es evidente una fuerte relación con regiones aledañas como lo son el Istmo de Panamá, la Costa Atlántica Colombiana y las últimas estribaciones de la Cordillera Occidental, incluyendo las cuencas medias y bajas de los ríos Sinú y San Jorge. Es evidente que si no se desarrollan investigaciones de este tipo será imposible realizar dicha proyección y no aprovechar adecuadamente las potencialidades de los mismos para reforzar el desarrollo local con fuertes elementos de identidad, que le permitan a los pobladores “empoderarse” en el desarrollo turístico, a partir de discursos que pueden ser demandados por “otros”.

Esta política identifica puntualmente la necesidad de

“Realizar campañas educativas con el fin de generar un reconocimiento ancestral, de los Indígenas y unir esfuerzos para proteger y apoyar sus imaginarios culturales”[35].

El proyecto precisamente permitirá re-elaborar los discursos sobre el pasado y valorar el aporte indígena en la conformación de las identidades locales actuales; ayuda de igual forma a promover una cultura de respeto a las diferencias étnicas y culturales de los habitantes del municipio en particular y los de la región de Urabá en general; la especificidad de los estudios arqueológicos precisamente permiten hacer un reconocimiento a las practicas ancestrales, pues el estudio de la cultura material permite valorar las comunidades del pasado en función de los usos del territorio y los recursos naturales, la organización sociopolítica y en general todo el universo de las representaciones que queda plasmado en las evidencias arqueológicas.

Igualmente, el proyecto  permitirá desarrollar esta política en cuanto a la necesidad identificada de

“Crear un medio de interlocución entre los pueblos Tule y Zenú y a su vez, entre los grupos de territorios indígenas y los demás actores sociales del ente territorial”[36].

Con relación a esta necesidad, la Prospección Arqueológica del Litoral y Cuencas Hidrográficas del Municipio de Necoclí, buscará, a partir del estudio de la cultura material y el trabajo con los jóvenes del Liceo Municipal y algunos miembros de las comunidades rurales, promocionar y formar en la valoración que tiene la ocupación ancestral de este territorio por comunidades indígenas, posibilitando así mismo la interlocución interétnica y el relacionamiento intercultural de los diferentes grupos que habitan este ente territorial. El patrimonio arqueológico tiene la ventaja de permitir la escenificación de esas formas de vida pretéritas, resaltando la importancia que tiene esas ocupaciones ancestrales en función de un uso y aprovechamiento sostenible de los recursos. De esta forma pretendemos aportar elementos que les permitan a los habitantes del municipio tener un acercamiento más horizontal con los pobladores indígenas del municipio e iniciar un proceso de comprensión de su identidad cultural. Pensamos que este proyecto permitirá igualmente valorar la importancia que tiene el municipio como entidad territorial multiétnica y pluricultural.

El modelo de desarrollo regional plasmado en la Formulación del PBOT y en el proyecto “Visión Antioquia”, resalta la necesidad de aprovechar las inigualables ventajas comparativas de la zona norte de Urabá para potenciar su desarrollo económico y social; el patrimonio arqueológico precisamente se convierte en un recurso ventajoso para promover desarrollos alternativos que, aparte de brindar mejoramiento económico a partir de su promoción por medio del turismo eco-cultural, permite generar lazos de identidad con el territorio y promover el reconocimiento de la diversidad cultural actual. Pensamos que esta es una ventaja comparativa que todavía no se ha dimensionado sus reales consecuencias en busca de un desarrollo que armonice con las particularidades del territorio y sus habitantes.

Este modelo de desarrollo no vislumbra claramente los factores puntuales que puedan potenciar dicho desarrollo, pero con la pregunta sobre las manifestaciones históricas y arqueológicas se puede generar una actitud en la administración municipal de diseñar y promocionar dicho potencial como parte integral de las políticas de desarrollo local. En síntesis, consideramos que el potencial arqueológico puede ser considerado como una ventaja comparativa y competitiva a la hora de promover el incremento de las actividades turísticas, como elemento que podría modelar el desarrollo regional de la zona norte de Urabá.

Este mismo modelo de desarrollo regional estipula que hay que promover programas, planes y proyectos que permitan desarrollar alternativas en pro de la autonomía municipal, con el fin de ser competentes en los ámbitos departamental, nacional e internacional. Dado que el turismo es una de las actividades de mayor desarrollo y promoción en el municipio, este sector deberá plantear, conjuntamente con los demás sectores y con la administración municipal, estrategias que le den a esta actividad una identidad propia que a su vez le permita ser competitivo con relación a los otros mercados turísticos de la Costa Atlántica; potenciar el patrimonio en función del turismo podría darle dicha identidad a este sector y ofrecer alternativas recreacionales que generen un tipo de flujo turístico particular que en la actualidad no es captado, dado que son otras las alternativas que se le ofrecen al consumidor. De esta forma es posible aportar a la autonomía y competitividad del sector turístico del municipio directamente, e indirectamente de otros sectores productivos, tales como el artesanal, agropecuario, de servicios, etc., los cuales se verán beneficiados por el incremento de los flujos poblacionales.

Desde la perspectiva de una política estructurante tal como se expresa en la formulación del PBOT, se está pensando en un desarrollo que armonice los diferentes sectores tales como el fronterizo y costero, infraestructural vial, de desarrollo social, ambiental y económico; consideramos que el fortalecimiento de un turismo eco-cultural permite vislumbrar ese eje estructurante, pues dinamizaría todos los sectores productivos, sin un deterioro de las condiciones ambientales favorables del municipio, ni pondría en juego la identidad de las comunidades que conforman la municipalidad, sino que por el contrario las promocionaría al interior y al exterior de sus territorialidades; como vemos, la visión de futuro puede ser perfectamente armonizada con el desarrollo de un turismo alternativo.

De otro lado, la promoción de un turismo basado en la fortaleza patrimonial y ambiental, permite conjugar los macroproyectos regionales como el Puerto de alto calado de Turbo, el desarrollo aeroportuario y la vía nacional costanera, municipales como el puerto turístico, de cabotaje, modernización del aeropuerto, etc. con la existencia de varios ecosistemas estratégicos y el distrito de manejo integral de la Marimonda, pues lo que se busca es la promoción de visitantes que tengan una valoración por los recursos naturales y patrimoniales. De esta forma se armoniza el desarrollo local con la importancia ambiental, histórica, arqueológica y patrimonial de Necoclí.

Según el acuerdo que adopta el PBOT, elaborado a partir del Artículo 20, Decreto reglamentario 879 de 1998, de la Ley 388 de 1997, la imagen objetivo del futuro subregional,

“[…] no sólo implica aprovechar la ventaja comparativa que presenta esta zona en términos geopolíticos, sino, impulsar y fortalecer la integración e interacción interinstitucional entre los municipios de la Zona Norte de Urabá; entre los municipios de la región urabaense; entre los departamentos de Córdoba y Antioquia y entre las macroregiones nacionales Andina y Caribe”[37].

El turismo eco-cultural permite dicha integración pues la localidad puede convertirse en un punto nodal de encuentros poblacionales de todas las regiones aledañas al municipio y promover de forma armónica su integración con macroregiones tales como la Andina y la Caribe; es de anotar que el recurso arqueológico con el que cuenta la localidad, representa procesos que involucran estas macroregiones mencionadas, encontrando de esta manera un vinculo directo e insoslayable. Esta imagen objetivo de futuro, como ya se ha dicho, busca potenciar las ventajas comparativas, entre las que se menciona el potencial ecoturístico, el cual hay que redimensionarlo a partir de estudios como éste, que llenen de contenidos simbólicos y pragmáticos el quehacer del sector, de tal forma que se pueda generar una identidad y una cualificación capaz de captar la atención de personas con otro tipo de intereses recreacionales.

Desde la política económica planteada en la formulación del PBOT se hace mención explícita al programa de ecoturismo instaurado de acuerdo a los lineamientos expresados en la Ley Nacional de Turismo (Ley 300 de 1996, Artículo 1º) la cual establece que ésta actividad se convierte en “una industria esencial para el desarrollo del país  y de las diferentes entidades territoriales… y que cumple una función social”. Este programa menciona como áreas potenciales para desarrollar esta actividad en el Municipio de Necoclí, además de las zonas de playa, los sectores de Caña Flechal / San Sebastián y la ensenada de Rionegro, así como las ciénagas de El Salado y La Marimonda, zonas que son parte del área de estudio, buscando medir el potencial patrimonial de ellas y su posibilidad para ser habilitados en función de actividades pedagógicas y recreacionales. En este programa se estipula que de acuerdo a la oferta natural con la que cuenta el municipio,

[…] es entonces necesario desarrollar en el corto, mediano y largo plazo el Ecoturismo regional, como “una forma de turismo especializado y dirigido en áreas con un atractivo natural especial, enmarcado en el desarrollo humano sostenible.  El ecoturismo busca la recreación, el esparcimiento y la educación del visitante a través de la observación, el estudios de los recursos naturales y de los aspectos culturales relacionados con ellos.  Por lo tanto, el Ecoturismo es una actividad controlada y dirigida que produce un mínimo impacto sobre los ecosistemas naturales, respeta el patrimonio cultural, educa y sensibiliza a los actores acerca de la importancia de conservar la naturaleza”[38].

Como vemos, desde la formulación de este programa se está vinculando los escenarios naturales con la riqueza cultural como mecanismo que permita dinamizar el sector turístico del municipio; este estudio se encuentra totalmente enmarcado en este propósito, a partir de la elaboración de una estrategia de visibilización, reconocimiento y escenificación del patrimonio arqueológico y paisajístico a través de actividades lúdicas y educativas.

Dentro de este programa también se hace referencia a la necesidad de formar jóvenes que se conviertan en los promotores y gestores del desarrollo turístico local; con el desarrollo del seminario “Patrimonio, Arqueología y Turismo Eco-Cultural”, enmarcado dentro de las actividades del proyecto, se busca formar en los principios  y conceptos básicos sobre las relaciones entre cultura y turismo a los estudiantes de la Media Técnica en Ecología y Turismo de la Institución Educativa Eduardo Espítia Romero —INER—, con el fin de propiciar la reflexión sobre la realidad del potencial turístico local en función de sus particularidades culturales, étnicas y patrimoniales. Este Seminario se justifica aún más, si se tiene en cuenta la modalidad adoptada por la Institución Educativa, la cual ha definido su énfasis en estudios de turismo, quizás adelantándose a los requerimientos inmediatos de transformaciones espaciales y sociales a las cuales se encuentra abocado esta entidad territorial[39].

Este estudio busca también ayudar a definir más claramente las zonas de protección histórico-cultural (zph-c), pues en la zonificación del suelo rural de áreas silvestres o protegidas que contiene la formulación del PBOT, solo se incluyeron los territorios indígenas (resguardos), dejando de lado las áreas de interés patrimonial. Se busca pues proponer acciones encaminadas a garantizar la conservación de los bienes arqueológicos patrimoniales promoviendo su valoración tal como lo estipula el decreto 1984 de 1989, en su artículo siete, numeral nueve.

De otro lado, se ha identificado para Necoclí una problemática relacionada con la “Ausencia de una identidad cultural”[40], que le dificulta a los habitantes de este municipio apropiarse de sus recursos, su historia y su medio ambiente. Las causas que se exponen para esta problemática se centran en la perdida de los valores culturales, la composición multiétnica del municipio, la falta de oportunidades para la expresión cultural que trascienda las expresiones artísticas, los bajos niveles educativos de los pobladores, los grados considerables de desarraigo familiar y social que llevan a bajos niveles de autoestima y pertenencia, y la falta del reconocimiento del patrimonio histórico y cultural de las comunidades y el territorio[41].

Estas causas se asocian a algunas consecuencias entre las que se destacan el desaprovechamiento de los recursos económicos que se podían generar a partir de la cultura y los bajos niveles de vida de los pobladores de Necoclí[42]. Como soluciones se han vislumbrado la necesidad de formular proyectos que rescaten la identidad cultural, el fortalecimiento del sector educativo y la integración de los diferentes grupos culturales en proyectos de desarrollo respetuosos de la diversidad y la composición multiétnica del municipio[43].

Como se puede ver, el proyecto pretende precisamente abordar esta problemática mediante la promoción del patrimonio como recurso de desarrollo económico y social y como elemento que contribuye al fortalecimiento de la identidad cultural.


[1] Documento COMPES. República de Colombia. Departamento Nacional de Planeación. Lineamientos para la Sostenibilidad del Plan Nacional de Cultura 2001 – 2010 “Hacia una Ciudadanía Democrática Cultural”. Ministerio de Cultura. DNP: DDS. Bogotá, D.C., 10 de mayo de 2002.

[2] Ibíd.

[3] Ibíd.

[4] Ibíd.

[5] Ibíd.

[6] Ibíd.

[7] Ibíd.

[8] Ibíd.

[9] Ibíd.

[10] OEI. Informe del Sistema Nacional de Cultura – Colombia. http://www.mincultura.gov.co/1.

[11] Ibíd.

[12] Ley 300 de 1997.

[13] Ministerio de Comercio, Industria y Turismo – Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. 2004. Política para el Desarrollo del Ecoturismo. Fondo de Promoción Turística de Colombia. Bogotá.

[14] Ibíd.

[15] Ley 935 de 2004.

[16] Ibíd.

[17] Ibíd.

[18] Ibíd.

[19] Gobernación de Antioquia. Plan de Desarrollo de Antioquia 2004-2007 Marco Estratégico

[20] Ibíd.

[21] Ibíd.

[22] Ibíd.

[23] Ibíd.

[24] Ibíd.

[25] Ibíd.

[26] Ibíd.

[27] Ibíd.

[28] Ibíd.

[29] Ibíd.

[30] Ibíd.

[31] CORPOURABÁ. 2002. Plan de Gestión Ambiental Regional (PGAR) 2002 – 2012.

[32] CORPOURABA. 2004. Plan de Acción Trienal 2004-2006.

[33] Ibíd.

[34] Ibíd.

[35] CORPOURABA – Municipio de Necoclí. Formulación del Plan Básico de Ordenamiento Territorial. Municipio  de Necoclí.  1999b.

[36] Ibíd.

[37] Ibíd.

[38] Ibíd.

[39] Para una mayor comprensión de los alcances y contenidos de este seminario, ver el documento que contiene la propuesta general.

[40] CORPOURABA. Agenda Ambiental del Municipio de Necoclí. Apartadó, 1997.

[41] Ibíd.

[42] Ibíd.

[43] Ibíd.

Anuncios

Un comentario en “Arqueología y Desarrollo Territorial

  1. Tomado de: PROSPECCIÓN ARQUEOLÓGICA EN EL LITORAL Y CUENCAS HIDROGRÁFICAS DEL MUNICIPIO DE NECOCLÍ – GOLFO DE URABÁ. PROYECTO DE INVESTIGACIÓN. Documento preparado por: Iván D. Espinosa Peláez – Diego Pérez Madrid. Investigadores. Necoclí, Febrero de 2005.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s